Perros Agresivos y tipos de Agresividad

Perros Agresivos – La agresión es el problema de comportamiento más común y más grave en los perros. Es también la razón número uno por qué los dueños de mascotas buscan ayuda profesional de los conductistas, entrenadores y veterinarios.

Perros Agresivos y tipos de agresividad

¿Qué es la agresión?

El término “agresión” se refiere a una amplia variedad de comportamientos que se producen por una multitud de razones en diversas circunstancias. Prácticamente todos los animales salvajes son agresivos cuando protegen su territorio, defienden a sus crías y al protegerse a sí mismos. Las especies que viven en grupos, como los perros, también utilizan la agresividad para mantener la paz y negociar las interacciones sociales.

Decir que un perro es “agresivo” puede significar toda una serie de cosas. La agresión abarca una gama de comportamientos que por lo general comienza con advertencias y puede culminar en un ataque. Un perro agresivo hacía las personas por lo general muestra alguno de los siguientes comportamientos con una intensidad creciente:

  • Quedarse muy quieto y rígido
  • Ladrido amenazante
  • Lanzarse hacia la persona, sin contacto
  • Mordida para controlar a la persona, sin aplicar una presión significativa
  • Golpeo con el morro (literalmente, el perro da un puñetazo a la persona con la nariz)
  • Gruñido
  • Mostrar los dientes
  • Gruñido mostrando los dientes
  • Marcar
  • Mordida rápida que no deja huella
  • Mordisco rápido que desgarra la piel
  • Morder con presión suficiente para causar un hematoma
  • Mordida que causa heridas punzantes
  • Mordeduras repetidas en rápida sucesión
  • Morder y sacudir

Los perros agresivos no siempre siguen estas secuencias de comportamiento, y a menudo siguen varios de los comportamientos anteriormente descritos de forma simultánea. Muchas veces, los dueños de mascotas no reconocen los signos de advertencia antes de un mordisco, por lo que ellos perciben el mordisco como una pérdida del control. Sin embargo, eso es raramente el caso. Pueden pasar sólo milisegundos entre una advertencia y un bocado, pero rara vez un perro muerde sin dar algún tipo de advertencia de antemano.

Tipos de Perros Agresivos

Si su perro ha sido agresivo en el pasado, o si sospecha que pudiera llegar a ser agresivo, es aconsejable evaluar las situaciones que lo han alterado. ¿Quien se llevó la peor parte de su agresión? ¿Cuándo y dónde ocurrió? ¿Qué más estaba pasando en ese momento? ¿Qué le había sucedido o estaba a punto de suceder a su perro? ¿Qué crees que detuvo la agresión? Las respuestas a estas preguntas pueden aclarar las circunstancias que desencadenan la reacción agresiva de su perro y dar una idea de las razones de su comportamiento. Necesitará un diagnóstico preciso para poder ayudar a su perro.

Perros Agresivos tipos de agresividad

Los problemas de comportamiento agresivo en los perros pueden ser clasificados de diferentes maneras. Un esquema beneficioso para entender por qué su perro es agresivo se basa en la función o el propósito de la agresión. Si se piensa en la agresión de esta manera, se puede determinar lo que motiva a su perro a comportarse de manera agresiva e identificar lo que espera obtener de su comportamiento.

Para saber más sobre el Comportamiento Canino y como enseñarle trucos a tu perro, SUBSCRIBETE a nuestro canal de YouTube.

Canal de YouTube Adiestramiento en positivo

Tipos de agresividad:

(Haz click en cada uno de los siguientes enlaces para leer más sobre ese tipo de agresividad)

Perros Agresivos hacia Miembros de la familia, extraños u otros animales

Determinar hacia quien su perro se muestra agresivo es esencial para entender su comportamiento. Es común que los perros se comportan de forma agresiva con personas desconocidas. Algunos estudios indican que hasta un 60 a 70% de todos los perros de compañía ladran a los extraños que se comportan de forma hostil alrededor del perro. La agresión hacia perros desconocidos también está muy extendida. Es menos común que los perros dirijan su agresividad hacia los miembros de la familia u otros animales domésticos del hogar. Los más problemáticos son los perros que son agresivos hacia los niños, especialmente los niños de la familia. No sólo es la agresión hacia los niños muy difícil de tratar debido a los riesgos que conlleva, sino que la probabilidad de que un perro con este problema se recupere por completo y podamos restablecer la confianza en él es muy pequeña.

Algunos perros son agresivos sólo para una determinada categoría de personas. Encontramos perros agresivos únicamente con el veterinario o peluquero, o con el cartero, o con personas en sillas de ruedas o personas que utilizan bastones y andadores. En algunos casos, es fácil limitar el acceso a un perro a la gente que le molesta. Por ejemplo, si su perro de pelo corto no le gusta la peluquería, lo puede acicalar usted mismo en casa. Pero en otros casos, las personas que generan esta agresividad son imposibles de evitar. Por ejemplo, si usted tiene un perro que no le gustan los niños y usted vive en un edificio de apartamentos densamente poblado junto a un jardín infantil, será difícil evitar exponer a su perro a los niños.

Agresión hacia las personas, la agresión hacia los perros y la agresión hacia otros animales son patrones de comportamiento relativamente independientes. Si su perro es agresivo hacia otros perros, por ejemplo, eso no quiere decir que él es más o menos propenso a ser agresivo hacia las personas.

Factores de riesgo con Perros Agresivos

Si usted está decidiendo si vivir con su perro y tratar su comportamiento agresivo, hay varios factores a tener en cuenta, ya que, como dueño, es en última instancia responsable del comportamiento de su perro.

Cachorros Agresivos y tipos de Agresividad

Los siguientes factores influyen en el nivel de riesgo en la vida con perros agresivos y la posibilidad de cambiar su comportamiento:

  • Tamaño. Independientemente de otros factores, los perros grandes son más aterradores y pueden causar más daño que los perros pequeños.
  • Años. Los perros jóvenes con un problema de la agresión suelen ser más maleables y fáciles de tratar que los perros viejos.
  • Historia de mordiscos. Los perros que ya han mordido son un riesgo conocido a tener en cuenta.
  • Gravedad. Los perros que detienen su agresión al mostrar los dientes o gruñir son significativamente más seguros para vivir y trabajar que los que los perros que muerden. Del mismo modo, los perros que han proporcionado magulladuras, arañazos y pequeños mordiscos son menos peligrosos que los perros que han causado heridas graves.
  • Previsibilidad. Los perros con mayor riesgo de ser sacrificados por agresividad son los que dan poca o ninguna advertencia antes de morder y que son inconsistentes e imprevisibles. Los perros que dan aviso antes de morder dan tiempo a personas y otros animales a retirarse antes de resultar heridos. Por muy contradictorio que pueda parecer, es más fácil vivir con un perro que siempre reacciona agresivamente cuando, por ejemplo, cada vez que lo empuja fuera de la cama que un perro que lo hace de manera esporádica.
  • Objetivos. Con qué frecuencia su perro está expuesto a lo que genera la agresión puede afectar a la dificultad para resolver su problema de comportamiento agresivo. Un perro que es agresivo con los extraños es relativamente fácil de controlar si vive en un entorno rural con un patio vallado. Un perro que es agresivo con los niños puede no ser un gran problema si sus dueños no tienen hijos y no tienen amigos o familiares con niños. Un perro que es agresivo con perros desconocidos plantea pocas dificultades para los dueños de mascotas que no les gustan los parques para perros y prefieren ejercer su perro en rutas aisladas de senderismo. Por el contrario, vivir con un perro que tiene infecciones de oído recurrentes y muerde a miembros de la familia cuando tratan de medicarlo puede ser estresante y desagradable.
  • Los generadores de comportamiento agresivo. ¿Son las circunstancias que incitan a su perro a comportarse de manera agresiva fácil o imposible evitar? Si su perro sólo guarda su comida mientras está comiendo, la solución es sencilla: Mantenerse alejado de ella mientras está comiendo. Si nadie puede entrar con seguridad en la cocina cuando no su perro no está comiendo porque en ella guarda su plato de comida vacío en el armario, eso es otra historia. Si su perro muerde a cualquier extraño a su alcance, es mucho más peligroso que un perro que muerde extraños sólo si ellos tratan de darle un beso.
  • Facilidad de motivar a su perro. La consideración final es lo fácil que es motivar a su perro durante el reciclaje. La manera más segura y efectiva para tratar un problema de agresión es poner en práctica la modificación del comportamiento bajo la guía de un profesional cualificado. Modificar el comportamiento de un perro implica recompensarlo por su buen comportamiento, por lo que probablemente será más exitoso si su perro disfruta de alabanzas, golosinas y juguetes. Los perros que no se sienten motivados por las recompensas habituales pueden ser especialmente difíciles de trabajar con ellos, y la probabilidad de que su comportamiento mejore es más pequeña.

Con Perros Agresivos siempre debe trabajar con su veterinario

Algunos perros agresivos se comportan de la manera que lo hacen debido a una condición médica. Además de las condiciones de dolor agudo, los perros con problemas ortopédicos, alteración tiroidea, disfunción suprarrenal, disfunción cognitiva, trastornos convulsivos y déficits sensoriales pueden presentar cambios en la irritabilidad y la agresión. Los perros de edad avanzada pueden sufrir confusión e inseguridad, lo que puede provocar un comportamiento agresivo. Ciertos medicamentos pueden alterar el estado de ánimo y afectar a la susceptibilidad de su perro a la agresividad. Incluso la dieta es un posible factor asociado. Si su perro tiene un problema de agresividad, es crucial llevarlo a un veterinario antes de hacer cualquier otra cosa, para descartar problemas médicos que hayan podido causar o empeorar su comportamiento. Si el veterinario descubre un problema médico, tendrá que trabajar estrechamente con él para dar a su perro la oportunidad de mejorar.

También debe trabajar con un experto en comportamiento canino

La agresividad puede ser un problema de comportamiento peligroso. Es complejo de diagnosticar y puede ser difícil de tratar. Muchas de las técnicas de modificación de conducta tienen efectos perjudiciales si se aplican incorrectamente. Incluso los profesionales altamente experimentados reciben mordeduras de vez en cuando, por lo que vivir con un perro en tratamiento contra la agresividad es inherentemente arriesgado. Un profesional cualificado puede desarrollar un plan de tratamiento personalizado para el temperamento de su perro y la situación única de su familia, y le puede guiar sobre cómo aplicar el plan. Puede monitorear el progreso de su perro y hacer modificaciones al plan según sea necesario. En su caso, también puede ayudar a decidir cuando la calidad de vida de su perro es muy mala o el riesgo de vivir con él es muy alto para justificar la eutanasia. Si decide acudir a un experto en comportamiento canino, asegúrese de que el entrenador está calificado para ayudarle. Es importante determinar si el experto en comportamiento canino tiene la preparación y la experiencia en el tratamiento de agresividad canina.

¿Se puede recuperar a un perro agresivo?

Los dueños de perros agresivos a menudo preguntan si alguna vez podrán estar seguros de que su perro está “curado”. Teniendo en cuenta las técnicas de modificación de conducta que afectan a la agresión, nuestra comprensión actual es que la incidencia y frecuencia de algunos tipos de agresión se pueden reducir y a veces eliminarlos. Sin embargo, no hay garantía de que un perro agresivo pueda curarse completamente. En muchos casos, la única solución es gestionar el problema limitando la exposición de un perro a las situaciones, personas o cosas que desencadenan la agresividad. Siempre hay riesgos cuando se trata de un perro agresivo. Los dueños del perro son los responsables de su comportamiento y se deben tomar precauciones para asegurarse de que nadie resulte dañado. Incluso si un perro se ha comportado bien durante años, no es posible predecir si la agresividad puede o no volver en algún momento determinado. Los perros que tienen un historial de agresividad como una manera de hacer frente a situaciones de estrés pueden recurrir a esa estrategia en cualquier momento futuro. Los dueños de perros agresivos deben ser prudentes y han de asumir que nunca podrán bajar la guardia.

¿Hay razas de perros más agresivas que otras?

Es cierto que algunas razas pueden ser más propensas a morder si nos fijamos en las estadísticas recogidas referentes a la agresividad. Hay muchas razones para esto. Una razón probable es que la mayoría de las razas de perros una vez sirvieron funciones específicas para los seres humanos. Algunos fueron muy apreciados por sus tendencias de guardia y protección, otros por su valor para la caza, otros por sus habilidades de combate, y otros por su “bravura” y tenacidad. A pesar de que los perros de estas razas raras veces cumplen sus propósitos originales en nuestros días, estos todavía llevan el ADN de sus antepasados ​​en sus genes, lo que significa que los miembros de una raza particular, podrían estar predispuestos a ciertos tipos de agresión. A pesar de esto, no se puede juzgar a un perro por su raza. Mucho mejores predictores de problemas de comportamiento agresivo son el temperamento individual de un perro y su historia en la interacción con personas y otros animales. Siempre se debe investigar la raza para estar seguros de que la raza o la raza de la mezcla que le interesa, es una buena opción para usted y su estilo de vida. Sin embargo, la mejor póliza de seguro contra problemas de agresividad es seleccionar el mejor perro como individuo para usted y no dejarse llevar por juicios de valor generalizados.