El tener a un perro macho castrado proporciona beneficios médicos y de comportamiento. También ayudará a controlar la crisis de sobrepoblación de mascotas, lo que se traduce en millones de perros y gatos sanos que son abandonados y que en la mayoría de los casos tienen que ser sacrificados cada año, simplemente porque no hay suficientes hogares para todos. Mientras que la edad tradicional de castración es de seis a nueve meses, los cachorros pueden ser castrados desde las 8 semanas de edad, siempre y cuando estén sanos. Los perros adultos también pueden ser castrados, aunque hay un riesgo ligeramente mayor de complicaciones postoperatorias en los perros viejos que tienen sobrepeso. La edad recomendada para proceder con la castración del perro es de 6 a 8 meses.

Castrar a tu perro Ventajas y desventajas

Beneficios Médicos de la castración en el perro

Hay beneficios médicos significativos que se pueden obtener a partir de castrar a tu perro. La esterilización evita las siguientes condiciones médicas:

  • El cáncer de testículo. La esterilización elimina los testículos y elimina el riesgo de que tu perro desarrolle cáncer testicular, un cáncer común y potencialmente mortal en los perros machos de mayor edad.
  • Los problemas de próstata. Sin castración, la próstata de tu perro aumentará gradualmente a medida que crece. Esto puede llegar a ser incómodo para él e incluso hacer la micción difícil. Si la próstata se infecta, es difícil de tratar sin castración. La castración no protege completamente contra el cáncer de próstata, pero sí que evita la inflamación y la posible infección de la próstata.

Cambios en el comportamiento del perro

Los únicos comportamientos influenciados por la castración están relacionados con las hormonas sexuales masculinas. La esterilización no afectará las habilidades a la hora de trabajar de tu perro, la simpatía, la alegría ni su personalidad. Sin embargo, las hormonas como la testosterona se reducen por la castración, lo que puede reducir los comportamientos asociados con ellas.

Puede que veas una reducción en los siguientes comportamientos después de castrar a tu perro:

  • Orinar para marcar territorio. La testosterona hace que un perro esté más interesado en advertir su presencia marcando el terreno con su orín. La castración de tu perro va a reducir su deseo de marcar excesivamente su entorno con la orina. Esto incluye áreas fuera y alrededor de tu patio, así como dentro de su casa.
  • Itinerancia o fugas. Perros alterados, a menudo tratan de salir de casa en busca de hembras en celo, lo que los pone en riesgo de perderse y ser heridos o atropellados en las carreteras. Los perros castrados tienden a vivir más que los perros sexualmente intactos, probablemente porque son menos propensos a involucrarse en comportamientos de riesgo como la itinerancia. La esterilización disminuirá o eliminará el impulso de tu perro a vagabundear por las calles en busca de hembras en celo.
  • Algunos estudios sugieren que la castración puede disminuir la agresividad hacia otros perros machos ya que la testosterona podría aumentar la probabilidad de la conducta agresiva. Otros estudios no han encontrado ninguna relación significativa entre la agresión y la castración. Es posible que la competencia por las hembras resulten en la agresividad entre los machos, por lo que deseo de un perro a pelear con otros machos podría desaparecer cuando su deseo por las hembras se elimina con la castración. Sin embargo, hay muchas razones complejas por las que los perros se pelean, y es posible que no veas cambios en el comportamiento agresivo de tu perro simplemente porque lo has castrado.
  • Problemas sociales. Otros perros machos pueden detectar fácilmente un alto nivel de testosterona de un perro sin castrar y llegar a ser agresivos. Esto puede hacer de su perro entero un blanco de acoso por parte de otros perros machos. La esterilización puede reducir o eliminar esta atención indeseable.
  • Monta indiscriminada. Tu perro puede ser menos propenso a montar otros perros, personas y objetos inanimados después de haber sido castrado. Sin embargo, la monta es un comportamiento complejo. Puede ser un comportamiento sexual, pero también puede ser un comportamiento lúdico o un intento de afirmar el control social. Así, después de la castración, sólo verás reducida la monta con fines sexuales. Y aunque el interés de un perro en las hembras en celo disminuirá después de la castración, en muchos casos, este interés no desaparecerá por completo. Él perro, todavía podría excitarse y tratar de acoplarse si se encuentra con una hembra receptiva.

Para evitar el desarrollo de los comportamientos mencionados anteriormente, lo mejor es castrar a tu perro antes de que alcance la madurez sexual entre los seis y nueve meses de edad. De esta manera, es poco probable el desarrollo de hábitos no deseados. Si tu perro ha practicado estos hábitos durante meses o años, podrían persistir incluso después de la castración. Sin embargo, si tienes un perro más viejo, sigue siendo una buena idea para él el castrarlo. Incluso si no puedes deshacerte completamente de sus conductas problemáticas, es posible que las veas con menos frecuencia después de la castración y esta, aun será beneficiosa para su salud física.

Si tu perro todavía tiene hábitos que no te gustan después de la castración, como la orina excesiva de marcado, la itinerancia o fugas, la agresión o monta inadecuada, lo mejor es buscar ayuda profesional sobre el comportamiento canino. Obtener ayuda es particularmente importante si tu perro tiene un problema de agresividad.

Un mito común sobre la castración canina

La castración como una solución rápida para todos los problemas de comportamiento

Algunas personas piensan que con la castración de un perro conseguirá inmediatamente deshacerse de todos sus problemas de conducta. A pesar de que a menudo reduce los comportamientos indeseables causados por un mayor nivel de testosterona, no hay ninguna garantía de que el comportamiento de tu perro va a cambiar después de la castración. A pesar de que la cirugía va a reducir la cantidad de testosterona en el sistema de su perro, no va a eliminar por completo la hormona. Los efectos de la castración dependen en gran medida de la personalidad, la fisiología y la historia de tu perro.

Es poco probable que la esterilización cambie el comportamiento temeroso o agresivo hacia las personas u otros perros a menos que la agresión este relacionada específicamente con la competencia por conseguir hembras. Si su perro continúa teniendo problemas serios de comportamiento después de la castración, recuerda que debes buscar ayuda profesional.

Detrimentos potenciales de la castración

A pesar de que la castración es muy beneficiosa en muchos sentidos, hay algunos efectos potenciales que debemos tener en cuenta:

  • Un pequeño porcentaje de perros machos se convierten en atractivo para los perros machos enteros después de ser castrados. Otros perros machos pueden excitarse sexualmente y tratar de montar tu perro castrado.
  • Los perros castrados antes de que hayan dejado de crecer puede crecer un poco más alto de lo que hubieran crecido si no hubieran sido castrados.
  • Hay un aumento de riesgo muy leve para perros castrados para desarrollar osteosarcoma y hemangiosarcoma (dos tipos de cáncer), en particular las razas que ya están predispuestos a estas enfermedades.
  • Los perros castrados antes de los cinco meses de edad pueden ser más propensos a desarrollar displasia de cadera y ruptura del ligamento cruzado craneal, particularmente aquellas razas que ya están predispuestas a estas enfermedades.
  • Perros castrados tienen un mayor riesgo de desarrollar hipotiroidismo.
  • Los cambios fisiológicos después de la esterilización pueden afectar el metabolismo y el apetito de tu perro, haciéndolo propenso a ganar peso. Hay algunas pruebas que sugieren que los cachorros castrados antes de los cinco meses de edad tienen un mayor riesgo de convertirse en obesos que los cachorros castrados más tarde. Este potencial inconveniente se controla fácilmente con una dieta adecuada y ejercicio. Si notas que tu perro padece de sobrepeso, puedes disminuir la cantidad de comida que le das y aumentar su ejercicio. Si no estás seguro de si el peso de tu perro es normal, consulta a tu veterinario.

Es importante darse cuenta de que los inconvenientes potenciales de la esterilización son mínimos en relación con los beneficios. Sin embargo, debes discutir los pros y los contras con tu veterinario para tomar la mejor decisión para la salud y el bienestar de su perro.

¿Y tú, que opinas de la castración? ¿Estás en contra o a favor? No dudes en explicarnos tu experiencia en la zona de comentarios.

Muchas gracias y… hasta el proximo post.

“Si el motivo por el cual te estás planteando la castración es por que estás esperando un bebé y/o tu perro no se lleva bien con niños que ya tengas en casa, te invitamos a leer este artículo donde hablamos sobre perros y bebés, cómo presentarlos y cómo evitar problemas“.

Para saber más sobre el Comportamiento Canino y como enseñarle trucos a tu perro, SUBSCRIBETE a nuestro canal de YouTube.

Canal de YouTube Adiestramiento en positivo

Pd: Se me olvidaba. Si te ha gustado este artículo, compártelo en Facebook y Twitter. A ver si entre todos conseguimos concienciar a la gente sobre esta alternativa a la cría de perros no deseada que generalmente acaba con el abandono y/o la muerte de los mismos.