El cáncer en perros es una clase de enfermedad en las que las células crecen incontrolablemente, invaden el tejido circundante y pueden propagarse a otras áreas del cuerpo. Al igual que con la gente, los perros pueden obtener varios tipos de cáncer. La enfermedad puede ser localizada (confinada a un área, como un tumor) o generalizada (esparcida por todo el cuerpo).

Causas del cáncer

El cáncer es una enfermedad “multifactorial”, lo que significa que no tiene causa única conocida. Sin embargo, sí sabemos que factores tanto hereditarios como ambientales pueden contribuir al desarrollo del cáncer en perros.

Cómo saber si mi perro tiene Cáncer

Cómo saber si mi Perro tiene Cáncer? Cáncer en Perros

¿Cómo saber si mi Perro tiene Cáncer?

Los síntomas del cáncer en los perros pueden incluir:

  • Bultos (que no siempre son malignos, pero siempre deben ser examinados por un veterinario)
  • Hinchazón
  • Llagas persistentes
  • Mal aliento
  • Aletargamiento / letargo
  • Rápida pérdida de peso, a menudo inexplicable
  • Cojera súbita
  • Heces negras y alquitranadas (un síntoma de úlceras)
  • Disminución o pérdida de apetito
  • Dificultad para respirar, orinar o defecar

Diagnóstico del cáncer en perros

Si el perro tiene un bulto, el primer paso es típicamente una biopsia con aguja, tomando una muestra de tejido muy pequeña para el examen microscópico de las células. Alternativamente, se puede realizar cirugia para quitar toda o parte de la masa para el diagnóstico por un patólogo.

Las radiografías (rayos x), el ultrasonido, análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico también pueden ser útiles para determinar si el cáncer está presente o si se ha diseminado.

Los perros más propensos al cáncer

Aunque el cáncer se puede diagnosticar en perros de todas las edades y razas, es mucho más común en perros mayores.

Ciertas razas son propensas a cánceres específicos. Los boxers, terriers de Boston y Golden Retrievers están entre las razas que más comúnmente desarrollan tumores de linfoma, mientras que las razas grandes y gigantes como los Gran Danés y San Bernardo son mucho más propensos a sufrir de cáncer de huesos que las razas más pequeñas.

Es importante estar familiarizado con las enfermedades a las que su perro podría tener una disposición por la raza.

Prevención de cáncer en Perros

Tener su perro castrado a una edad temprana puede reducir dramáticamente su posibilidad de contraer ciertos tipos de cáncer.

El cáncer de mama se puede evitar casi por completo por tener su perra esterilizada antes de su primer celo, mientras que un perro macho castrado tiene cero posibilidades de desarrollar cáncer testicular.

Tratamientos para el Cáncer en Perros

Las opciones de tratamiento varían y dependen del tipo y etapa del cáncer.

Los tratamientos comunes incluyen cirugía, quimioterapia, radiación e inmunoterapia o una combinación de las terapias anteriores. El éxito del tratamiento depende del tipo y extensión del cáncer y de la agresividad de la terapia. Por supuesto, la detección temprana es la mejor.

Algunos dueños de perros optan por no seguir ningún tratamiento contra el cáncer, y dar al perro un cuidado paliativo hasta el fin de su vida, donde el alivio del dolor debe ser considerado. Independientemente de cómo proceda después de un diagnóstico de cáncer en su mascota, es muy importante considerar su calidad de vida al tomar decisiones futuras.

Algunos cánceres pueden curarse, mientras que otros no. Tenga en cuenta que si el cáncer de su perro no es curable, todavía hay muchas cosas que puede hacer para que su mascota se sienta mejor. No dude en hablar con su veterinario acerca de sus opciones. Y recuerde que la buena nutrición y el cariño pueden mejorar en gran medida la calidad de vida de su perro.

Saber cuándo consultar a su veterinario

Comuníquese con su veterinario inmediatamente si su perro muestra alguno de los signos clínicos mencionados en la lista anterior. Si su perro recibe un diagnóstico de cáncer, es posible que desee consultar a un oncólogo veterinario, a menudo empleado por las prácticas veterinarias de especialidad y los hospitales de enseñanza.

Nota: En materia terapéutica, la implantación en España de instalaciones para administrar radioterapia, inexistentes hasta hace 3 años, ha posibilitado la ampliación del espectro de tumores tratables. Fuente Diario ABC